Testimonio: Anabel P.

Testimonios-ADEFHIC

Realmente no sé desde cuando puedo decir que padezco Hipertensión Intracraneal,   fueron años con dolores de cabeza, cuando yo he sido una persona que rara vez me dolía, quizás en alguna ocasión con los cambios climáticos.

Durante dos o tres años estuve con estos dolores, siempre me decían que eran migrañas. Cuando se acentuaban me mandaban medicación. Hasta que empecé con síntomas de visión borrosa hasta que un día, trabajando, me quedé totalmente con la visión de un ojo totalmente en negro. Acudí a urgencias y… lo mismo de siempre, ni un TAC ni nada, “MIGRAÑAS CON AURA”.

Así empecé el 2013. Segunda visita a urgencias con los mismos síntomas: visión borrosa y a veces todo negro. Me volví a casa totalmente dopada. Cuando empecé a perder visión, la médica de cabecera se preocupó y me envió a consulta de oftalmología. Tardaron en darme la cita 6 meses.

Y llegó el famoso 22 de septiembre del 2013. Acudo a esta consulta creyendo que me graduarían la vista y, de repente, empiezo a ver movimiento de médicos. Unas cuantas pruebas y me dicen: “Tiene usted edema de papila, la vamos a ingresar por urgencias, la va a ver un Neurólogo”. Yo no sabía dónde tenía las pulsaciones pues todo el cuerpo me latía.

Me realizan un TAC y me comenta la neuróloga: “Tenemos que hacerle más pruebas, tenemos que descartar alguna patología”. Yo pregunto que por favor me informaran un poco más detalladamente y me dijeron: “Usted puede tener esclerosis múltiple, un tumor cerebral o una enfermedad llamada Hipertensión Intracraneal. Con lo cual le damos el alta con cita para hacer una resonancia y, dependiendo del resultado, realizaremos punción lumbar.

Me confirmaron que tenía Hipertensión Intracraneal Idiopática y me pusieron en tratamiento con Edemox, que fueron aumentando hasta 6 pastillas al día, pues el edema de papila iba a más. Me aconsejaron bajar peso y en un año perdí unos 12 kg pero claro, era muy lenta. Entonces me propusieron una cirugía bariátrica, pues una válvula no me iba a funcionar 100%.

Y entonces me decidí. En Enero de este año me operé pero, algo no fue bien y mi cuerpo reaccionó fatal. Se complicó y tuve tres intervenciones en semana y media, 45 días ingresada… 25 de ellos en la UCI.

Pero me quedo con lo importante, he luchado, he salido, me estoy recuperando lentamente pero segura, el aparato digestivo me responde, bajo peso, y mi HIC está frenada, no avanza, y con muchas ganas de que el peso influya y pueda decir que tengo una calidad de vida, para disfrutar de todo lo que a mí me reconforta.

A día de hoy no tengo ningún síntoma, tomo 3 de Edemox, y estoy muy vigilada por mis médicos.

¡Os mando un abrazo de salud!